martes, 2 de junio de 2009

Hace días que quise recopilar recuerdos de ti compañera Katia


Hace unos momentos leyendo la nota de Oleg sobre ti querida compañera Katia, me asalto la urgencia de escribir aunque sea lo que yo recuerdo, que luego sigan los que quieran, los que sientan la necesidad, los que quieran escuchar el llamado de Oleg de reconstruir la memoria, nadie te ha olvidado, solo tu recuerdo esta un poco dormido, pero no tu voz.

Tengo que comenzar este recuerdo con las primeras noches, largas noches luego del 11 de septiembre, cuando ciegos, sordos y mudos buscabamos en pequeñas radios a transsistores las noticias de lo que a nuestro alrededor sucedía, y desde la entonces tierra prometida nos llegaban ciertas notas, algunas palabras...luego tengo la memoria confundida, fue tanto lo perdido que un recuerdo es casi nada...luego retomo lo vivido en el puerto de San Antonio, en la casa de don Pancho, me llama y me dice hija venga que tenemos que hablar, cerramos la puerta de una pieza donde se encuentra una gran radio de esas antiguas y apagamos la luz, el enciende la radio y busca en onda corta algo que yo no entiendo, cuando de repente y casi como en un susurro escucho una voz de mujer que dice "aqui comienza el programa ESCUCHA CHILE..."

Y don Pancho que es mi tio,militante de hace siglos de la esperanza de ese mundo mejor desde el cual tu nos enviabas tus mensajes, me cuenta la historia de la radio Moscú, y del programa y desde entonces lo recuerdo sentado, esperando cada noche tu voz de aliento querida Katia, voz que él luego repartia por todo el puerto de San Antonio...y después sabríamos que existían otros don Pancho en todos los rincones de Chile, en las cárceles clandestinas, en los barrios y en las poblaciones... en las cuidades y en los lugares mas apartados y que te "escucha Chile" lo escuchaba todo Chile y que aun lo escuchamos, porque tu hermosa voz se nos quedó prendida en el oido y yo nunca me la podré sacar de mi recuerdo..."Escucha Chile"

Y despues te conocimos, tuvimos la suerte de juntar tu voz con tu cara y mi madre con una emoción que yo no le conocí durante aquellos negros años, te entrega un regalo que te mandaron las compañeras de la Vicaria, y un mensaje, y un gracias... por decirnos cada noche donde y como estan los nuestros, y tu lo recibes con una sonrisa humilde y cariñosa, respetuosa...

Y después nosotros ya mas grandes, no entendemos cuando quisiste conocer Chile y no te dejaron entrar, eras una más de nosotros, también te impedian regresar, a este Chile que tambien fue tuyo a través de tu "Escucha Chile"...pero como no entender... eras un peligro para la seguridad nacional, si el escuchar tu voz era un crimen por el cual uno podía simplemente ser encarcelado...

Y despues nosotros los que te conocimos un poco mas de cerca, en tu propio país, que nos dio tanto y que ahora no existe, nos juntamos contigo aquí en Chile, en un lugar que no recuerdo, eramos unos cuantos, te regalamos una pequeña piedra nuestra y yo senti que eramos tan pocos, que no te retribuíamos lo suficiente... tanto nos diste con tu voz, estaba el Pato, el Chino, la Ale, la Maria Elena, las niñitas Varas, los hijos pequeños, un pequeño grupo, hay una foto guardada de esas antiguas...

Y despues nosostros no supimos mas, que pasó Katia?

Oleg cuenta algo, te fuiste y no supimos, o si supimos que ya tu país no existe y por ello nuestros viejos dejaron de mirar y de soñar y tristemente se fueron muriendo y tu también?

Y mas tarde cuando leemos que te nos fuiste y Oleg se lamenta de no haberte conocido, solo nos queda tu voz..."Escucha Chile"....y don Pancho que aun vive pero que ya no puede repartir tu voz por el Puerto de San Antonio.

Rosaura Campusano

Fernando Gomez: Gracias Rosaura, tus bellos recuerdos hacen que mis recuerdos vuelvan a pilotear por mi mente y por mi corazón...
Jose Campusano Alarcon: Hermana! Me emociono y me acoplo a tus recuerdos! Gracias!
Pedro Amigo Zeller: Después de leer estas lineas, me siento orgulloso de contar con la amistad de gente como tu.
Ximena Araneda: Mas de 30 años y esa voz perdura joven, infundiendo energía y valor. Nos hemos hecho viejas y viejos, la piel se arruga los recuerdos se confunden. Pero amiga mía la llama que tu has soplado hoy para recordar a Katia, no se esfuma. Mientras quede una persona con dignidad, luchando por la injusticia, mientras existan aunque fuera un "don Pancho" ...
Cristian Muñoz: Bien amiga...y si, no fuimos muchos los de ese año la mimamos un poco. Faltan los recuerdos de los que trabajaron con ella en la radio. Arturo ( el Tata) que es un gran cuentahistorias debe tener esquisitos recuerdos de ella.Gracias por los apreciados recuerdos.
María Victoria Corvalán: Te pasaste Rosaura. Tu comentario sale en http://escuchachile1973.blogspot.com/ Tu padre hubiera estado feliz de leerlo. Era un viejo muy re choro ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada