viernes, 15 de mayo de 2009

EL PUEBLO DE CHILE Y EL GOBIERNO DE CHILE ESTÁN EN DEUDA CON KATIA

Uno de nuestros mejores auditores y gran corresponsal 

desde Arhus, Dinamarca, fue el arquitecto Miguel Lawner, 

Director Ejecutivo de CORMU, Corporación de 

Mejoramiento Urbano, quien encabezó la epopéyica 

construcción  de la UNCTAD III,Edificio de la 

Juventud Gabriela Mistral y que el tirano rebautizó 

Diego Portales.

Don Miguel nos envió unas palabras por Katia:

Queridos compañeros:

Ha muerto Katia, la compañera cuya voz nos 
acompañó en las heladas noches de la Isla 
Dawson, en las arenas de Ritoque, en cada 
centro de reclusión donde era posible hacerse 
una radio,  y en las tierras lejanas adonde nos 
empujó la dictadura.

No podré olvidar nunca su voz certera, firme, 

diciendo Escucha Chile, al abrir el programa 

que nos ayudó a conservar la fe en los negros 

días del terror y la represión.

Cuando me tocó trabajar la onda durante las 

noches en la barraca de Isla Dawson, me esforzaba 

por trasmitirles a ustedes la fé que emanaba de las 

palabras de Katia.

También recuerdo que cuando Sergio Vuskovic 

estaba de turno en esta tarea, terminaba 

invariablemente amplificando las noticias, 

conforme a las cuales teníamos a la Junta Militar 

por el suelo.

Recuerdo cuando José Miguel Varas me la 

presentó en Moscú, poco después de mi expulsión 

de Chile en 1975, y quedé sorprendido porque me 

encontré con una persona mayor que yo, en 

circunstancias que la creía una lola por el resuelto 

timbre de su voz.

Los últimos años de Katia no fueron felices. 

Debió emigrar de la URSS a la caída del régimen 

y terminó sus días en Israel.


Nuestro reconocimiento por su labor fue muy reducido. 
Gracias al entusiasmo de los compañeros del programa 
retornados a Chile, viajó invitada a nuestro país en 1995, 
y tuvimos la oportunidad de compartir una cena y algunos 
otros pequeños agasajos. 

Muy poco. 

El pueblo de Chile y el gobierno de Chile están en deuda 
con Katia y con tantos otros hombres y mujeres de tantos 
países que trabajaron sin pausa por la solidaridad con las 
luchas que se libraban en nuestro país contra la dictadura.

Aun es tiempo de reparar esta asignatura pendiente.

Miguel Lawner.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada