jueves, 14 de mayo de 2009

¿A QUIÉN DAR EL PÉSAME? ¿HACIA DÓNDE ENVIAR EL MENSAJE? ¿A MOSCÚ, A CHILE, A ISRAEL?


Ha muerto Katia Olevskaia.

¿A quién dar el pésame? ¿Hacia dónde enviar el mensaje? ¿A Moscú, a Chile, a Israel?

Quizás a nosotros mismos, guardar silencio, evocar el eco de su voz apasionada, contenida, y decirnos que estamos de duelo. Estamos de duelo los que trabajamos con ella; de duelo están quienes escuchaban esperanzados su voz a través del "éter"; de duelo ha de estar la radio donde ella trabajó desde la adolecencia (Radio Moscú, Voz de Rusia) y en la que quedan todavía algunos de los antiguos; de duelo su familia, la que puede haber quedado en Moscú, su familia de Israel, sus amigos de acá, de allá y de acullá...

Nos damos el pésame a nosotros mismos, tratamos de animarnos pensando que Katia cumplió con su tiempo, con su país o sus países, entre los que se contaba Chile... Sonreímos al recordar su mirada grave, triste, pícara.

Callamos, pensamos en Katia, oímos la voz de Katia.

Eduardo Labarca (Viena)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada